RedCLARA utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia web posible.

Al continuar y utilizar este sitio, usted acepta que podamos almacenar y acceder a las cookies en su dispositivo. Asegúrese de haber leído la Política de Cookies. Saber más

Acepto

Luis Eliécer Cadenas, CEO de RedCLARA: “Nuestra tarea en los próximos años es completar el ecosistema digital de ciencia abierta”

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Vea el discurso pronunciado por el Director Ejecutivo de RedCLARA, Luis Eliécer Cadenas, durante la sesión de la Red de Investigación y Educación de los Estados Árabes (ASREN) sobre “Cooperación Científica Árabe para alcanzar los ODS de la ONU”, que tuvo lugar (virtualmente) el miércoles 23 de septiembre de 2021 , en la segunda edición de la UNGA76 Science Summit en torno a la 76ª Asamblea General de las Naciones Unidas (Science Summit at UNGA76), celebrada en Nueva York con la organización de Intelligence in Science (ISC).

Discurso de Luis Eliécer Cadenas, Director Ejecutivo de RedCLARA:

 “Quiero agradecer a los organizadores de este evento y de esta sesión por su gentil invitación. En particular, quiero agradecer a la red de educación e investigación de los países árabes y a su director por considerarme para este panel. Quiero centrar mi participación en una reflexión sobre el rol de las redes de investigación y educación en la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible.

Para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible necesitamos el concurso en forma efectiva de todos los recursos humanos, científicos y técnicos que tenemos a nuestra disposición.

Las RNIE articulan y ayudan al desarrollo de la infraestructura digital requerida por la ciencia moderna. Esta infraestructura está compuesta por redes de conectividad dedicadas y seguras con un gran ancho de banda, integradas con sistemas de cómputo y almacenamiento avanzado, y muchos otros servicios que son fundamentales para el desarrollo apropiado de la actividad científica.

Todos los países y regiones que lideran el desarrollo científico y tecnológico global cuentan en abundancia con estas infraestructuras. Es una precondición para poder desarrollar ciencia de primer nivel. Las infraestructuras existentes en el sur global son muy deficitarias. Esto coloca a estos países bajo una desventaja sistémica, imposible de corregir si no se realizan las enormes inversiones en tecnología digital que son necesarias. Si queremos apoyar efectivamente el logro de los objetivos de desarrollo sostenible es indispensable que se consideren estas inversiones como prioritarias.

Estas inversiones son de tal magnitud que requieren de la participación y aportes de múltiples stakeholders. Las empresas de telecomunicaciones, la banca multilateral, las agencias de cooperación, las agencias de financiamiento de la ciencia, los gobiernos son agentes claves en la creación de estas capacidades. Todos estos actores pueden no solo contribuir sino también verse beneficiados. En un sistema científico fortalecido a través de la infraestructura, se da un gran impulso a la innovación, y esta es base y fundamento del desarrollo de nuevos productos y servicios. Debemos superar la dicotomía entre proveedores y consumidores cuando se trata de atender problemas tan críticos y vitales como el cambio climático, la reducción de la pobreza, la producción de alimentos y muchos otros.

La cooperación internacional y sus mecanismos de actuación también son claves en este sentido. En África y Latino América hemos logrado desarrollar infraestructuras especializadas gracias a este apoyo internacional. En el caso de RedCLARA gracias principalmente a los aportes realizados por la Comisión Europea a lo largo de los mas de 17 años de existencia de la organización. Gracias a estas inversiones hemos conseguido construir un ecosistema digital de soporte a la ciencia que integra productos y servicios a través de diversas organizaciones como SCALAC, para la provisión de capacidades de cómputo y La Referencia, la red de repositorios de acceso abierto de la región.

Este ecosistema digital para la ciencia abierta aun no está completo. Nuestra tarea en los próximos años es completarlo, para garantizar que las inversiones que se hacen en ciencia rindan el mayor de los beneficios posibles. Con África tenemos grandes similitudes y la oportunidad de extender esta cooperación entre regiones que se enfrentan, con sus diferencias, a retos muy similares. Nuestros continentes están conectados, no solo por estas similitudes, sino a través de la infraestructura. Ya venimos colaborando en áreas de acción comunes. Nuestra región, a través de RedCLARA y las redes nacionales, SCALAC, La Referencia y otras organizaciones claves que la conforman está deseosa de estrechar y fortalecer estos lazos de amistad y apoyo mutuo. Creo que tenemos una enorme oportunidad de impulsar el desarrollo por medio del conocimiento, espero que todos seamos capaces de aprovechar esta oportunidad.”