RedCLARA utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia web posible.

Al continuar y utilizar este sitio, usted acepta que podamos almacenar y acceder a las cookies en su dispositivo. Asegúrese de haber leído la Política de Cookies. Saber más

Acepto

Ida Holz: “RedCLARA tiene visión y voluntad de unir esfuerzos en el campo de I+D a fin de avanzar hacia un mayor desarrollo de los países de América Latina”

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Conozca la voz de la Directora Ejecutiva de la Red Académica Uruguaya, RAU, y su visión sobre RedCLARA y la colaboración. Lea ésta y otras entrevistas en el libro RedCLARA: Nombre, voz e instrumento de la colaboración en América Latina”.

Ida Holz

¿Qué viene a su mente cuando escucha que un investigador habla acerca de la colaboración?
Pienso en RedCLARA como herramienta para colaborar con otros investigadores de la región o con investigadores de otras partes del mundo.

Lamentablemente no son muchos los investigadores que hablan de colaboración y creo que se requiere una intensa tarea de difusión para que conozcan las posibilidades de potenciar su trabajo utilizando las redes para conectarse, conocer y cooperar con sus pares en cualquier parte del planeta.

¿Qué identificaría como lo más importante de las redes de investigación y educación?
Realmente las redes de comunicación para la investigación y educación abren un gran abanico de posibilidades para crear nuevas formas de encarar planes de educación a todos los niveles.

De la misma manera, los investigadores pueden colaborar con sus pares y, en muchos casos, utilizar remotamente herramientas con las que no cuentan para avanzar en su trabajo.

¿Cómo describiría el papel de RedCLARA, tanto a nivel regional como a nivel global?
Creo que RedCLARA es un organismo que ha tenido y tiene visión y voluntad de unir esfuerzos en el campo de I+D  a fin de avanzar hacia un mayor desarrollo de los países de América Latina, creando infraestructura de comunicación adecuada  para esos fines.

¿Cuál ha sido para su red la importancia central del proyecto ALICE2?
Primero, el proyecto de la Comisión Europea nombrado ALICE, fue la iniciativa que permitió, a través de su aporte económico y de su apoyo logístico, alcanzar una meta largamente soñada por muchos en América Latina que consistía en crear una red avanzada de comunicación en la región (RedCLARA) para beneficio de la academia y de la investigación y, por ende, del desarrollo de nuestros países.

La renovación del apoyo de la Comisión Europea a través del proyecto ALICE2 generó las condiciones para avanzar y consolidar la infraestructura planeada adquiriendo e instalando fibra óptica propia o en modalidad IRU que recorre y penetra en la mayoría de los países, lo que permite prever con mayor certeza la continuidad y permanencia de RedCLARA y, por tanto, la colaboración entre los países de la región.

Este proyecto ha generado un impulso importantísimo para el desarrollo de la Red Académica Uruguaya.

¿Qué tan importante es para RAU la colaboración con otras redes nacionales y regionales y en qué formas colabora a nivel global?
Uruguay es el país de menor población de América Latina, no obstante lo cual tiene una larga tradición en la preocupación social y la educación de su población a todos los niveles. Toda la educación pública, desde la preescolar hasta la universitaria, es laica y gratuita desde hace más de un siglo y en los niveles de primaria y secundaria es obligatoria.

Eso ha llevado a ser un país de gran tradición cultural y alto nivel educativo. No obstante, su escasa población hace que los investigadores requieran comunicarse y colaborar con investigadores de región y a nivel global.

En ese entendido, la RAU ha participado desde el inicio en la creación y consolidación de los organismos latinoamericanos relacionados con el desarrollo de Internet y, entre estos con la RedCLARA que aporta el medio para facilitar la cooperación que se requiere.

Si RedCLARA no hubiese existido, ¿cómo cree que sería hoy el escenario de la ciencia, la investigación y la innovación en su país?
Es difícil pensar como sería, teniendo en cuenta que estamos cercanos a festejar los diez  años de la creación de CLARA, diez años que han revolucionado la tecnología y las comunicaciones.

Creo que se hubiera trabajado de una manera más aislada y, por tanto, con menor beneficio para el desarrollo de la educación y la investigación.

No obstante creo que aún hoy gran parte de nuestros educadores e investigadores no han tomado conciencia plena de la extraordinaria herramienta montada en beneficio de su trabajo y hace falta mucha difusión y trabajo para que eso suceda.

¿Podría describir su visión de las redes de investigación y educación en el futuro?
Eso es como adivinar a través de una bola de cristal. El avance de la tecnología es muy vertiginoso y  predecir el futuro es una aventura.

Sin duda, caminamos hacia formas nuevas de educación e investigación en las cuales los medios tecnológicos y las comunicaciones permitirán una gran cooperación entre organismos y países a todos los niveles del quehacer humano y con ello un gran avance en todas las ramas del saber.

De acuerdo a su propio criterio, ¿cuál debiera ser el rol de RedCLARA en los próximos cinco años?
Unir los países de América Latina con una red de gran velocidad y trabajar intensamente en incentivar la colaboración aportando iniciativas que den contenido y apoyen proyectos que evidencien el beneficio de la comunicación y la unión entre todos.