Gracias al proyecto ALICE2, cofinanciado por la Comisión Europea a través de su programa @LIS2, la capacidad del enlace trasatlántico ha aumentado desde los 622Mbps que tenía la conexión entre Europa y América Latina desde inicios del Proyecto, a 2.5 Gbps  fortaleciendo el trabajo colaborativo entre las comunidades de ambos continentes.

Topología(Santiago, Chile, 24 de abril de 2012) Científicos y académicos de 13 países latinoamericanos, cerca de 800 universidades y centros de investigación, más de medio centenar de comunidades de investigación regionales, y proyectos que van desde la radioastronomía hasta la recuperación del patrimonio prehispánico musical, están viendo cómo aumentan considerablemente y en corto tiempo sus posibilidades de colaboración con Europa, mediante el establecimiento de un enlace que eleva la capacidad de la conexión de RedCLARA con la red pan-europea GÉANT a 2.5 Gbps, cuatro veces la capacidad que tenía al inicio del proyecto. Así, en el marco del proyecto ALICE2 (América Latina Interconectada con Europa, versión 2), la red avanzada regional, RedCLARA, renueva el impulso al desarrollo a de la ciencia, la investigación y la innovación en América Latina y potencia la colaboración con Europa.

Desde su creación, en el 2004, RedCLARA ha sido fundamental para la investigación y educación en América Latina, ofreciendo espacios de colaboración para la comunidad científica a nivel regional, internacional y global, a través de sus conexiones a GÉANT y a Internet2 (Estados Unidos) y, mediante ellas a las redes avanzadas del resto del mundo.  

Los actuales y avanzados proyectos de colaboración que se realizan sobre RedCLARA, han expandido el desarrollo de las áreas en investigación y educación. Proyectos en Astronomía, tales como EVALSO, EXPReS y AugerAccess, están enlazando observatorios de Chile y Argentina con sus instituciones pares en América Latina y Europa, mientras las iniciativas de computación en mallas (grids) GISELA y CHAIN comparten recursos técnicos y buscan reducir los tiempos de solución de problemas en investigación entre estos dos continentes. Científicos de Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Perú, Venezuela, España, Francia e Italia colaboran en la iniciativa LAGO para medir la radiación de los rayos gamma y de la actividad solar. Estudiantes, académicos, músicos, antropólogos, museólogos e ingenieros de Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, México, Venezuela y España investigan los instrumentos musicales andinos prehispánicos para recuperar sus sonidos y la tradición histórica inmanente. En e-Salud, gracias al apoyo del BID, doce países latinoamericanos se unen para implementar políticas públicas regionales en Telesalud, y la Organización Panamericana de la salud (OPS) encuentra aquí un punto de partida para el desarrollo de ciertos análisis requeridos por sus estrategias.

Estos proyectos y la numerosa cantidad de iniciativas en las que Europa y América Latina colaboran en favor del desarrollo de la ciencia, la investigación y la innovación, se verán ampliamente beneficiadas con la nueva capacidad de la conexión transatlántica que está activa a partir de hoy.